kelluwun

ENAMA lanza la primera fundación de voluntariado intercultural del país

En una actividad de lanzamiento realizada ésta semana en Temuco, y con la participación del directorio, representantes de universidades regionales y estudiantes universitarios, la Fundación Social Intercultural Kelluwün dio el vamos a su trabajo en La Araucanía.

En, el equipo de Kelluwün presentó los principales objetivos de trabajo definidos para éste año, entre los que se destaca la ejecución de programas de fortalecimiento de identidad para niños, niñas y adolescentes mapuche, recuperación de espacios comunitarios de los territorios, operativos de profesionales en comunidades, la formación y capacitación de dirigentes mapuche, entre otras iniciativas. Todas ellas, ejecutadas por voluntarios de educación superior y universidades de todo el país.

Al respecto, el presidente de Kelluwün, Hugo Alcamán, destacó que “orgullosamente podemos decir que somos la primera fundación social del país, producto a un modelo de voluntariado inédito que busca poner a la interculturalidad como eje de las acciones que los voluntarios y voluntarias realizarán en las comunidades y territorios mapuche, por lo que queremos poner esas herramientas a disposición del desarrollo de nuestro propio pueblo”.

La institución, es una iniciativa de la Corporación ENAMA y tiene como objetivo promover mediante diversas acciones el desarrollo comunitario de los territorios mapuche de la zona, a través del compromiso y responsabilidad social de los jóvenes estudiantes universitarios y profesionales mapuche y no mapuche de la región, en lo que la fundación ha denominado ejercicios de reciprocidad en los que tanto voluntarios como las familias de las comunidades ponen a disposición mutua sus herramientas profesionales, conocimientos y vivencia intercultural en un trabajo conjunto.

Sobre el rol de los voluntarios en las acciones de la fundación, Ricardo Coñoepan, su director ejecutivo, señaló en el lanzamiento que “hacemos un llamado a las y los jóvenes y los profesionales de nuestra región a construir paz. Una paz verdadera, duradera y estable en la que todos seamos protagonistas mediante la acción concreta en el voluntariado, trabajando mano a mano con nuestro pueblo y así, fomentando la interculturalidad como eje de todas las acciones de La Araucanía.”